jump to navigation

Bat out of Hell y Richard Corben enero 24, 2008

Posted by Etrigan in Rock.
4 comments

“Like a bat out of hell
Ill be gone when the morning comes
When the night is over
Like a bat out of hell Ill be gone gone gone
Like a bat out of hell Ill be gone when the morning comes
When the day is done
And the sun goes down
And the moonlights shining through
Then like a sinner before the gates of heaven
Ill come crawling on back to you”

51ihy8lvxl_ss500_.jpg

Hijo bastardo de los megalomaniacos sueños de Jim Steinman, este disco surge a finales de la década de los 70 como un monstuoso engendro del infierno.

Steinman quería hacer un musical basado en Peter Pan pero con toques futuristas. No pudiéndose llevar a cabo ese imposible anhelo, de alguna manera la idea cristalizó en este álbum, con canciones compuestas por él mismo e interpretadas por Meat Loaf. Este intérprete es otra rara avis en el mundo del rock, con su aspecto imponente se muestra como una mezcla entre rockero y cantante de ópera. La puesta en escena de este “pedazo de carne” resulta totalmente impresionante, ya que su volumen no le impide moverse constantemente y contagiar el ritmo de sus canciones. Su voz ampulosa, su estilo interpretativo eran totalmente adecuados a esa ópera rock que es en realidad Bat out of Hell.

La producción de Todd Rundgren (uno de mis ídolos) es prodigiosa, ya que este mago del sonido supo dar al disco el tono grandilocuente apropiado, y todo ello mediante un trabajo meticuloso y totalmente acertado. Así, este LP consiguió un éxito inesperado para ser una obra primeriza. De hecho, Meat Loaf no ha podido superar en posteriores trabajos la calidad de esta obra. Las letras de las canciones hablan de motos, velocidad, carreteras, la noche, el amor…Y para ilustar esta filosofía motera está la gran portada de Richard Corben, presidida por una moto que sale disparada de un cementerio. La motocicleta aparece como un símbolo fálico, su jinete masculino es mostrado en una postura orgásmica, todo ello en medio de una explosión eyaculatoria que nos traslada a los sonidos contundentes de las canciones interpretadas por Meat Loaf, auténtico animal masculino. El murciélago que preside la escena alza sus alas mortíferas en lo alto de un panteón del cementerio siendo en realidad el Thanatos que se opone al trinfante Eros que cabalga en su metálica montura en busca de pasión y libertad. El color rojo de la portada es la sangre, lo pasional, lo carnal,… el rock and roll.

Un disco como éste merecía una portada mítica e inolvidable, que eleva las antiguas portadas del vinilo a un arte que desgraciadamente ya se ha perdido, pero que recordaremos con el tiempo como una manifestación artística propia del siglo XX.