jump to navigation

Necesitamos a Peter Pan enero 21, 2008

Posted by Etrigan in Reflexiones.
9 comments

descubriendo-nunca-jamas.jpg

Estaba reflexionando sobre qué sentido tiene el que desde este blog escriba sobre la imaginación y sobre la creatividad. Los mundos imaginarios y fantásticos parecen más propios de la infancia e incluso de la adolescencia, ya que en esas épocas de la vida no se tiene el peso de la responsabilidad que constriñe el viaje de la mente por esos parajes soñados. La madurez y el llegar a la edad adulta nos exigen que asumamos todo tipo de obligaciones familiares y sociales, que nos movamos por el mundo real en busca de un trabajo que nos dé de comer, que paguemos religiosamente nuestra hipoteca, que seamos conscientes de nuestras debilidades humanas. Lo racional es lo que identifica al adulto, que ha de ser realista y no vivir en los mundos de Yupi. Pero esa exigencia apaga nuestra creatividad, nuestra capacidad de innovar, nuestra conexión con lo imaginario, para transformarnos en meros autómatas que pasamos por la vida totalmente alienados por un trabajo que a veces nos embrutece.

Hay una película que en cierta forma trata este tema, su título es Descubriendo Nunca Jamás. En este film se nos cuenta la vida de J.M. Barrie que fue el escritor de Peter Pan, su creación más famosa. Se nos muestra a este dramaturgo como alguien que se refugia en su mundo imaginativo porque no quiere sufrir con lo que sucede a su alrededor. Precisamente el no enfrentarse a los problemas de la realidad le lleva a tener una conducta que podríamos llamar semi infantil, ya que disfruta más jugando con los hijos huérfanos de una viuda que es su amiga, que asumiendo sus responsabilidades personales y familiares. Sin embargo, a través de esa inusual relación, Barrie va alcanzando un nivel diferente de madurez que da lugar a una de las creaciones más inmortales, la del niño eterno que vive en el País de Nunca Jamás, Peter Pan.

2005243322150.jpg

Es un adulto el que comprende el mundo fantástico de los niños, y el que crea algo diferente, innovador, distinto. Por eso me niego a relegar la fantasía al mundo infantil, son los niños los que viven más plenamente esos mundos, pero sólo los adultos a través de su madurez pueden ser capaces de crear, de soñar y de transformar esta cruda realidad en algo diferente. Pero para ello necesitamos la imaginación, los sueños, los anhelos, en un mundo en el que prima lo racional, el materialismo y el utilitarismo sobre todas las cosas. Por esta razón quiero escribir sobre los mundos imaginativos en este blog, porque hay muchos J.M. Barrie que deseamos vivir para siempre en los mundos de Nunca Jamás.

Anuncios